"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

miércoles, 25 de enero de 2012

Leer


"- Me gusta más leer que ver la TV. ¿Sabes por qué?- me dijo un día un niño de nueve años.
- ¿Por qué?- le pregunté yo.
- Porque la tele me obliga a ver las cosas que ella quiere y en los libros soy yo el que imagina las cosas que el libro me dice- me contestó.
Tenía razón el niño. Una imagen vale más que mil palabras. Es verdad. Pero no es menos cierto que un libro vale por millones de imágenes. Leer es alcanzar el máximo prodigio. Conseguir que a través del tiempo y del espacio podamos establecer un contacto profundo entre dos seres, el autor y el lector que nunca, o rara vez, van a coincidir en ese tiempo y en ese espacio. Esta comunicación milagrosa es la forma más sofisticada de relación interpersonal.
Leer, descubrir los mensajes que un ser humano ha dejado escritos para que otros seres los reciban y los comprendan, es el más excitante de los retos intelectuales. El libro sigue siendo el depositario de la aventura cultural del hombre. Por medio de ese breve objeto, asequible, autosuficiente, el hombre recibe de corazón a corazón, de cerebro a cerebro la corriente inagotable de un río que se alimenta de los variados manantiales de la literatura.
Un libro puede ser un objeto pleno de belleza exterior. Pero cualquier libro, hasta el más modesto, mantiene el aroma inmarchitable del escritor que lo creó. Ser capaz de impregnarlo de vida es la grandeza del escritor. Ser capaz de descifrarlo es la grandeza del lector. La lectura es, entre todas las vías de perfeccionamiento cultural la más rica, la más compleja. Leer es, además, el más refinado de los placeres; el más oculto de los vicios mágicos".
                                                                                                Josefina Aldecoa


1 comentario:

  1. Qué bonito! Me encanta esta escritora. Y este blog!
    Un saludo!

    ResponderEliminar