"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

viernes, 31 de mayo de 2013

La cocina de la escritura


No hay brebajes mágicos ni recetas instantáneas para escribir. No se puede pasar, de la noche al día, de la vacilación de un aprendiz a la confianza del experto, de la ingenuidad a la madurez. Ningún catecismo puede sustituir el entrenamiento que impone la redacción: un poso amplio de lecturas, técnica y pasión a partes iguales, dedicación inagotable, la paciencia del relojero que engarza los engranajes de un despertador, etc. Como el pinche de cocina que no sabe ligar un alioli, pero que con el tiempo llega a preparar sofritos refinados, del mismo modo el aprendiz de escritura aprende su oficio.

(Daniel Cassany: La cocina de la escritura, Ed. Anagrama)

No hay comentarios:

Publicar un comentario