"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

sábado, 21 de septiembre de 2013

Los buenos estudiantes

En estos días en los que acaba de comenzar un nuevo curso, un poema dedicado a los maestros como homenaje a su labor educativa.


Los buenos estudiantes
(Víctor Jiménez)

 Los buenos estudiantes tienen mala memoria.
A menudo, te cruzas con ellos por la calle
y siguen, sin mirarte, en sus asuntos.
Son ahora señores importantes:
médicos, abogados, arquitectos,
notarios, ingenieros, empresarios...
que tienen poco tiempo y pronto olvidan
que un dí­a fueron tus alumnos.
En cambio, con frecuencia, cualquier tarde,
se te queda mirando y te sonrí­e
de pronto el camarero que te sirve una copa,
la joven dependiente de unos almacenes,
el técnico que llega y entra en casa
a reparar un electrodoméstico
o la cajera de un supermercado.
Y se da a conocer con gratitud
y te estrecha la mano con afecto
mientras recuerda mil anécdotas,
alguna que otra travesura
o lo que le costaba aprobar, con un cinco,
aquella asignatura. Y te preguntas
si no te equivocaste y lo sigues haciendo
en las evaluaciones. Y te dices
que, si fuera posible, si pudieras
volver de nuevo atrás, le aprobarí­as,
sin dudarlo y con nota, Humanidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario