"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

sábado, 24 de mayo de 2014

"Cabaret Pompeya" A. Martín





Andreu Martín
"Cabaret Pompeya"
Ed. Alevosía


Barcelona, 1920, es la época convulsa de las bombas y  pistoleros. Fernando, Miguel y Víctor se conocen en el Pompeya, uno de los más animados music halls del Paralelo. Fernando es bandoneonista y Miguel y Víctor trabajan en el puerto; los tres tienen veinte años, son alegres, seductores, amigos de la diversión, y están dispuestos a comerse el mundo, pero tampoco son ajenos a los ideales políticos que se respiran en el ambiente.

Tres amigos de toda la vida, Fernando Gavanza, el Fueyito, Víctor Luys y Miguel Jinete, los tres del Pompeya, un cabaret emblemático que se convierte en su centro de reunión. Su historia transcurre en la ciudad de Barcelona y va de la época en la que los sicarios de la patronal se enfrentaban a los anarquistas en las calles, la República, la Guerra Civil, el exilio, la Segunda Guerra Mundial y la dictadura.
Los tres amigos son muy dispares en su ideología y forma de pensar y a los que la guerra separa y hasta llega a enfrentar. Fernando Gavanza, el Fueyito, el bandeonista, es la viva imagen de la derrota, el superviviente de acontecimientos que le sobrepasan: cruza la frontera, malvive en la playa francesa de Argelers, regresa a España y actúa para los nazis cuando Berlín está a punto de ser tomada por el ejército soviético, hecho que le ocultará siempre a su hijo.
Víctor Luys es el revolucionario convencido, el anarquista puro, el luchador obrero que no acepta la derrota, se reconvierte en resistente y permanece veinte años de cárcel tras salvar su vida en el último momento. Y por último está Miguel Jinete, el más turbio de todos ellos, auténtico personaje de novela negra se convierte en martillo de anarquistas cazándolos a sangre y fuego.Es un hombre sin principios que pronto ficha por el bando de los vencedores con sus credenciales de torturador y asesino, y llega a cargo policial con el franquismo, pero no olvida a sus amigos a pesar de las insalvables diferencias ideológicas y éticas y del tiempo pasado.
 Cabaret Pompeya es una forma de pasárselo bien paseando por más de cincuenta años de historia que  Martín recoge y graba en nuestra memoria a golpes de muy buena literatura. Muy recomendable y que gustaría verla pronto en una pantalla de cine.
                                                                                                                                                                     Firmin

No hay comentarios:

Publicar un comentario