"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

lunes, 3 de noviembre de 2014

Malala


¡Enhorabuena Malala! ¡Hacen falta personas como tú! 
Hace unos días que se le concedió el premio Nobel de la Paz a Malala Yousafzai.
Es conocida por su activismo a favor de los derechos civiles, especialmente de los derechos de las mujeres en el valle del río Swat, donde el régimen talibán ha prohibido la asistencia a la escuela de las niñas. A la edad de 13 años, Yousafzai alcanzó notoriedad al escribir un blog para la BBC bajo el pseudónimo Gul Makai, explicando su vida bajo el régimen del Tehrik e Taliban Pakistan (TTP) y sus intentos de recuperar el control del valle, luego de que la ocupación militar les obligara a salir a las zonas rurales. Los talibanes obligaron el cierre de las escuelas privadas y se prohibió la educación de las niñas entre 2003 y 2009.
En el 2009 el documental Pérdida de Clases, La muerte de la educación de la mujer (dirigido por Adam Ellick e Irfan Asharaf, del New York Times), muestra a Malala Yousafzai  y a su padre, Ziauddin Yousafzai, y cómo la educación de las mujeres es difícil o imposible en esas áreas.
Las palabras de Malala ya han dado la vuelta al mundo, y no dejan indiferente a nadie. Estas son algunas de sus mejores frases:
  • “Leer un libro, tener un boli en las manos, estudiar, sentarse en un aula… es algo muy especial para nosotros, pues hemos sido privados de ello”
  • “La mejor manera de luchar contra el terrorismo es muy sencilla: educar a la próxima generación”.
  • “Un niño, un profesor, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”.
  • “Mi objetivo no es conseguir el Nobel de la Paz. Mi objetivo es conseguir ver la paz y la educación para todos los niños del mundo”.
  • “Mi padre me contó que hace unos días alguien le trajo un copia impresa del diario en el que escribo diciendo lo maravilloso que era. Mi padre sonrió, pero ni siquiera podía decir que eso había sido escrito por su hija”.
  • “No entiendo por qué el mundo se ha dividido en Oriente y Occidente. La educación no oriental u occidental, la educación es educación y es un derecho para todos y cada uno de los seres humanos”.
  • “Para hacerme poderosa solo necesito una cosa: educación”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario