"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

lunes, 30 de junio de 2014

"El secreto de mi marido" l. Moriarty




Liane Moriarte
"El secreto de mi marido"
Ed. Suma


Hay verdades que no deberías descubrir nunca.Todo comienza con una carta que no debería haber encontrado: "Querida Cecilia: Si estás leyendo esto, entonces habré muerto…". Imagina que tu marido te hubiera escrito una carta para que la abrieras después de su muerte. Imagina también que la carta contuviera su secreto más oscuro y mejor guardado, capaz de destruir vuestra vida juntos y también vidas ajenas. Imagina, entonces, que encontraras la carta mientras tu marido todavía estuviera en plenitud de facultades. Pero esa carta está a punto de echar por tierra tu maravillosa vida.

Tres mujeres, tres realidades distintas, tres mujeres heridas, de comportamientos imprevisibles, y que en ocasiones te hacen reflexionar, porque  nunca llegas a conocer a las personas con las que convives, a los hijos, a los familiares, pero tampoco a uno mismo.  Hay cosas que jamás deberían descubrirse de la persona con la que compartes tu vida. 

Una reflexión sobre los actos que realizamos cada día, sobre las consecuencias,  las casualidades o los caprichos del destino que pone en nuestra vida a personas en determinados momentos y hace posible que nuestras vidas puedan convertirse en algo completamente diferente. Y como somos capaces de afrontar el día a día con los secretos y el sentimiento de culpa.
Es muy original el epílogo  "que hubiera pasado si.."
                                                                                                                  Carmen

sábado, 28 de junio de 2014

El corazón y la botella

Precioso cuento sobre como resurgir con esperanza viendo el lado positivo de las cosas.

miércoles, 25 de junio de 2014

Gracias Ana María

Y me permito

Hoy nos ha dejado la gran escritora Ana María Matute una de mis escritoras favoritas. Solo quiero agradecerle las preciosas palabras que nos regaló a todos en sus libros, las maravillosas historias llenas de fantasía, de sensibilidad, de ternura y todos los mundos maravillosos que hacían que tú, como lectora, pasaras a formar parte de ellos.

"Y me permito hacerles un ruego: si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de las criaturas que trasmiten mis libros, por favor créanselas. Créanselas porque me las he inventado"                                                                       
 me las he inventado". 
                                                                       ¡Gracias Ana María!

Y me permito hacerles un ruego: si en algún momento tropiezan con una historia, o con alguna de las criaturas que trasmiten mis libros, por favor créanselas. Créanselas porque me las he inventado. 
o

Siempre la música

domingo, 22 de junio de 2014

Libros solidarios


Todos los domingos y festivos, desde el 15 de junio, y coincidiendo con la celebración del tradicional Rastro madrileño, Mensajeros de la Paz propone un momento para ayudar a los que más lo necesitan a través de Campaña Libros Solidarios, consistente en el canje de libros nuevos a cambio de donaciones al Banco Solidario de esta ONG. 

Para participar en esta campaña basta con acercarse a la puerta de la sede del Banco Solidario de Mensajeros de la Paz, en la calle Ribera de Curtidores, 2, junto a la estatua de Cascorro. Allí se podrá elegir un libro, o más, entre los 20.000 ejemplares de literatura infantil y juvenil, todos nuevos, que han sido donados para este fin a la ONG por la Editorial San Pablo.

A cambio del libro se realizará una aportación económica, aproximadamente de entre 1 y 10 euros, a través de una máquina expendedora de donaciones, única en su género, en la que se podrá elegir el alimento donado y después de introducir el  dinero, recoger una representación simbólica de dicho alimento que sale de la propia máquina. El importe integro de las cantidades recaudadas por la máquina se destinará a la compra de alimentos con destino a familias en riesgo social a consecuencia de la crisis.


sábado, 14 de junio de 2014

"El juego de Ripper" I. Allende





Isabel Allende
"El juego de Ripper"
Ed. Plaza y Janés

Amanda es hija de Bob Martin, inspector jefe del departamento de policía de San Francisco. A ella le gustan los juegos de rol y los comparte con su abuelo. Juntos descifran casos reales en internet, mientras barajan opciones y consideran las pistas. Sin embargo, un día descubren fuertes indicios de un posible asesino en serie. Cuando se lo informan a Bob, éste no les cree hasta que su ex esposa, Indiana, desaparece de forma misteriosa. Todas las pistas que Amanda y su abuelo han recolectado durante su «juego» apuntan al asesino que, sospechan, ronda las calles de su querida ciudad.
Al principio es un poco lento en la descripción de los personajes y  como sucede la acción y el final demasiado rápido y muy cinematográfico.
Esta novela es un género nuevo para la autora, es decir, es la primera vez que escribe novela policíaca y yo no la definiría como tal, como en sus anteriores novelas tiene su propio estilo personal que se le ha denominado como realismo mágico.  Y a la vez siempre presente también ese tono intimista y personal. O sea, es una mezcla de todo pero yo la enmarcaria en "novela de intriga de Isabel Allende", si es que esto se pudiera considerar como un género literario. 
Es muy difícil clasificar los libros, pero en mi opinión el Juego de Ripper estaría indicado para el público juvenil como otros títulos de la autora: La ciudad de las bestias,  El reino del dragón de oro Y El bosque de los pigmeos.
Me gusta mucho la literatura de Isabel Allende, y por ello me ha gustado el Juego de Ripper, pero prefiero La casa de los espíritus, Inés del alma mía, Afrodita y Mi país inventado que es mi favorita.

                                                                                                                         Carmen


martes, 10 de junio de 2014

¿Eres un friki de los libros?


Según Papel en blanco  si respondes afirmativamente a estas diez preguntas, eres un friki de los libros. Compruébalo.


  • ¿Te horroriza la idea de que se rompan libros para proyectos de arte?
  • ¿Te han pillado in fraganti alguna vez olfateando un libro usado?
  • ¿Odias las películas basadas en libros porque nunca están a la altura de como te las imaginas en tu cabeza?
  • ¿Tienes una preocupación real de que tu pila de libros por leer se desplome mientras duermes y te aplaste?
  • ¿Conoces más citas de autores clásicos que frases de la cultura pop?
  • ¿Piensas en los personajes mucho después de acabar el libro y te preguntas cómo serían en realidad?
  • ¿Tienes una lista con los libros prestados para no perderles la pista en ningún momento?
  • ¿Bailas en el salón si uno de tus autores favoritos te retwittea? De que te siga ni hablamos, ¿verdad?
  • ¿Tienes varios ejemplares de un mismo título porque no te has resistido a una nueva edición del mismo?
  • ¿No tienes idea de lo que echan esta noche en televisión?
  • sábado, 7 de junio de 2014

    miércoles, 4 de junio de 2014

    Defender la alegría


    Defender la alegría

    Defender la alegría como una trinchera 
    defenderla del escándalo y la rutina 
    de la miseria y los miserables 
    de las ausencias transitorias 
    y las definitivas 

    defender la alegría como un principio 
    defenderla del pasmo y las pesadillas 
    de los neutrales y de los neutrones 
    de las dulces infamias 
    y los graves diagnósticos 

    defender la alegría como una bandera 
    defenderla del rayo y la melancolía 
    de los ingenuos y de los canallas 
    de la retórica y los paros cardiacos 
    de las endemias y las academias 

    defender la alegría como un destino 
    defenderla del fuego y de los bomberos 
    de los suicidas y los homicidas 
    de las vacaciones y del agobio 
    de la obligación de estar alegres 

    defender la alegría como una certeza 
    defenderla del óxido y la roña 
    de la famosa pátina del tiempo 
    del relente y del oportunismo 
    de los proxenetas de la risa 

    defender la alegría como un derecho 
    defenderla de dios y del invierno 
    de las mayúsculas y de la muerte 
    de los apellidos y las lástimas 
    del azar 
    y también de la alegría.

                                               Mario Benedetti