"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".
Jorge Luis Borges

viernes, 28 de octubre de 2016

Camino de abundancia...

Estupendo vídeo para la reflexión sobre la educación.

martes, 25 de octubre de 2016

Tú eres la vida

"Tú eres la vida" del grupo Maldita Nerea. Canción llena de acompañamiento, esperanza y amor. 

viernes, 21 de octubre de 2016

"Pan de limón con semillas de amapola" C. Campos



Cristina Campos
"Pan de limón con semillas de amapola"
Ed. Planeta


Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, las hermanas Anna y Marina se reencuentran, después de quince años sin verse, para vender un molino y una panadería que han heredado de una desconocida. Son dos hermanas con trayectorias muy diferentes: Anna, de vida acomodada, apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina trabaja en el tercer mundo como médico para una ONG. Contra todo pronóstico, Marina decide quedarse con la panadería y averiguar quién era la dueña, Lola Molí. En su búsqueda, descubrirá secretos que marcaron la relación con su familia; aprenderá el oficio del pan y se acercará a la verdadera Anna. Juntas, quizá, logren recuperar los años perdidos, enfrentar sus fantasmas y tomar las riendas de sus propias vidas.


Es un libro de búsquedas que permitan aclarar secretos, búsquedas personales, familiares, y de tiempo perdido, que lleven a las mujeres de esta novela a recuperar lo que no hicieron, superar sus miedos y vivir de verdad. Aunque también encontraremos amistad, lealtad, amor en todas sus vertientes, respeto, libertad, añoranza, inquietudes.

Personalmente creo que es una novela de amor, amor con mayúsculas, amor de hermanas, amor a los hijos, a las parejas, a las amigas, al trabajo, a la tierra, al mar, a la libertad... Siempre tratado con una sensibilidad exquisita.

Cada capítulo comienza con una receta de pan o dulce distintos, y siempre está relacionado con la historia que va a contar a continuación o con el momento del libro. Todas muy apetecibles y no estaría nada mal practicarlas.

lunes, 17 de octubre de 2016

Cuestión de actitud

Qué importante es la actitud que tenemos las personas con respecto a las cosas, las situaciones, las circunstancias. ¡Bonito video!

miércoles, 12 de octubre de 2016

"La pista de hielo" R. Bolaño

                               


Roberto Bolaño
"La pista de hielo"
Ed, Anagrama



Tres versiones de un crimen van trazándose en esta novela que transcurre en un anónimo pueblo de la costa española: la de un chileno con pretensiones de escritor que ha ejercido toda clase de oficios eventuales hasta salir adelante; la de un mejicano, también poeta y desarraigado, que sobrevive como vigilante nocturno en un camping, y la de un emprendedor catalán metido a político, capaz de todo por llamar la atención de un bella y caprichosa patinadora. 
Los peores presentimientos de cada protagonista giran en torno a una pista de hielo construida ilegalmente dentro de una casona abandonada, el antiguo Palacio Benvingut; todos intuyen que el destino es un puñal que pende sobre sus cabezas. 
La pista de hielo contiene la clave policíaca, los amores rotos, las ilusiones perdidas. Podríamos decir que todos los personajes son perdedores, algunos marginados, algún sin papeles, seres que no destacan y pasan desapercibidos. El autor es un conocedor y observador de la realidad y la interpreta de una forma singular y personal, por eso, lo más importante son los personajes; el cadáver no es lo importante en la historia sino todo lo que gira en torno a él y como reaccionan los demás. Por eso, es una novela en clave de novela negra, pero no es una novela negra propiamente dicha. 
Los conocedores del autor dicen que esta no es su mejor novela, pero a mi me ha gustado y seguro que leo las otras que dicen que son mejores.

sábado, 8 de octubre de 2016

Romancillo del niño que todo lo quería ser



Romancillo del Niño que todo lo quería ser

El niño quiso ser pez,
metió los pies en el río;
...estaba tan frío el río
que ya no quiso ser pez.

El niño quiso ser pájaro,
se asomó al balcón del aire;
...estaba tan alto el aire.
que ya no quiso ser pájaro.

El niño quiso ser perro,
se puso a ladrarle a un gato;
...lo trató tan mal el gato
que ya no quiso ser perro.

El niño quiso ser hombre,
empezó a ponerse años;
...le estaban tan mal los años
que ya no quiso ser hombre.

Y ya no quiso crecer,
no quería crecer el niño;
se estaba tan bien de niño...
pero tuvo que crecer.

Y en una tarde, al volver
a su placeta de niño
el hombre quiso ser niño,
pero ya no pudo ser.

jueves, 6 de octubre de 2016

las etiquetas son para las latas

Me parece que no hacen falta palabras para comentar este vídeo, debería servir para la reflexión y sobre, todo para ponerlo en práctica. ¡¡¡Me encanta!!!

lunes, 3 de octubre de 2016

"La sal de la vida" F. Héritier




François Héritier

"La sal de la vida. Carta a un amigo"
Ed. Aguilar




Un caluroso día del verano de 2011 Françoise Héritier, una reconocida antropóloga francesa de 80 años, recibió la postal de un amigo que estaba disfrutando de una agradable semana "robada" de vacaciones en Escocia. Esta nueva formulación le hizo reflexionar y llegar a la conclusión de que en realidad ese tiempo que robamos al trabajo y a nuestras obligaciones diarias es la propia vida. Sorprendida de su hallazgo decidió contestar a su amigo en forma de carta y explicarle que en todos esos momentos de asueto se encuentra la felicidad, la verdadera "sal de la vida". Vacaciones, música, lectura, cuidar el jardín, los amigos, reír a carcajadas, comer ostras en la orilla del mar, ver una película antigua, hacer mayonesa, ir a un concierto ¿Qué son exactamente esas pequeñas y agradables cosas a las que aspiramos? 

Françoise Héritier construye en La sal de la vida un discurso de infinidad de momentos felices, que habitualmente no valoramos, que trascienden las fronteras de la experiencia individual, es lo que nos mueve y nos define. También nos enseña a valorar las cosas cotidianas; solo nos motiva y estamos pendientes de lo que tenemos programado para el futuro y puede que cuando llegue el momento no lo sepamos disfrutar. Hay que valorar en cada momento lo que hacemos y para ello deberemos poner toda nuestra atención y dedicación para vivirlo al máximo. 

Y hay que reservar tiempo para reflexionar y tener la capacidad de sentir, emocionarse, conmoverse y hacer nuestra pequeña antología intima y personal para luego poderla compartir porque la vida es la suma de infinidad de momentos, de saber disfrutarlos y valorarlos, y son esos gestos sencillos que nos universalizan y en los que se encuentra el sentido de nuestra existencia. 

He disfrutado muchísimo con esta lectura por que me ha servido para hacer un profundo ejercicio de reflexión personal.